Polibio Díaz seguirá desnudando la sociedad dominicana

Polibio Díaz piensa que la delegación dominicana debió ganar un premio en la bienal.
Santo Domingo. Luego de ganar el Premio Publicación en la V Bienal del Caribe con su serie "Interiores", Polibio Díaz declara que su plan futuro es seguir "desnudando a la sociedad dominicana".

Su cámara ha escudriñado toda la isla y, sin proponérselo, sus fotografías se pudieran enmarcar en lo etnográfico. Carnaval, espantapájaros y escenas que ponen de relieve la identidad dominicana han quedado registrados por el ojo de este artista barahonero, que como parte de su premio expondrá el próximo año en el Instituto de Cultura de Yucatán, en Mérida, México.

Con "Interiores", el artista del lente atrapa la intimidad del hogar dominicano de clase social baja. En tres trípticos resalta el elemento kitsch que ya antes había aparecido en sus trabajos, mostrando escenas barrocas con una mezcla de colores e imágenes. 

Polibio Díaz, como buen fotógrafo, matiza, subraya y revela aquellas realidades que pueden pasar inadvertidas a los ojos de los demás. 

Un radio de pila en el piso, con una nota que invita a subir el volumen, ambienta las fotografías que se exponen en el primer piso del Museo de Arte Moderno. 

"Quise provocar", explica, para a seguidas contar que una vez alguien le criticó que él hablara alto. "Y es verdad. Yo soy un producto de la sociedad dominicana. Hablamos alto, nos vestimos con colores estridentes, si no hay plátanos nos sentimos aburridos. Eso es parte de mi cultura". 

Y contrasta diciendo: "La primera vez que fui a Francfort vi que todo el mundo iba callado y vestido de negro, y le pregunté a mi acompañante que quién había muerto. Sin embargo, si llegas aquí todo el mundo está voceando. Y eso quise proyectar en mi obra". 

Polibio Díaz piensa que el problema del dominicano es su autonegación. "Por eso he trabajado la identidad, por eso me respetan como artista fuera de aquí. Porque cómo yo, dominicano, voy a proyectar una obra esquemática con elementos tecnológicos rebuscados, en un país donde no hay luz; cuando el otro día, para tomarme una foto después del premio de la bienal, tuvieron que venir a mi casa porque no había energía eléctrica en el museo porque explotó un transformador. Precisamente, por eso puse en contraposición un lírico radito transitor, con pilas y hasta con una nota que prevé que se lo roben. Porque esa es mi realidad y es una manera de acceder a un público nuevo que ni siquiera sabe, como dice mi ficha, que existe el museo".

La serie "Interiores", que ganó en la V Bienal del Caribe, Polibio la considera como la culminación de toda su trayectoria artística. En principio, dice, su ojo retrataba el campo abierto, los espantapájaros, las catedrales y el carnaval, tema que trabajó durante siete años. Luego continuó con "Una isla, un paisaje", que recoge imágenes de todo el país, para finalmente fotografiar el interior dominicano.


Fuente Oritinal DiarioLibre.com

De Zaida Corniel